Toggle navigation

Conectores textuales o lógicos. Lista con ejemplos

Los conectores textuales, también llamados conectores lógicos, conectores gramaticales o conectores discursivos son muy útiles para mejorar la redacción de los textos, por lo que es importante conocerlos y trabajarlos. Su uso adecuado es muy valorado por los examinadores, ya que dan una armonía y cohesión en el texto, pero hay que evitar su uso erróneo o sobreuso.

Si deseas que tu escritura sea más fácil de leer y más elocuente, es imprescindible utilizar los conectores en los lugares correctos.

En este artículo hemos reunido los conectores más utilizados, por lo que te animamos a que empieces a usarlos para que tu escritura sea más fluida y tenga más estilo. Descubre con nosotros los tipos de conectores de texto que existen así como ejemplos de uso de cada uno de ellos!

¿Qué son los conectores textuales?

Un conector textual es una palabra, o un conjunto de palabras que relacionan oraciones o párrafos diferentes relacionándolos entre sí, formando una cohesión entre ellos y ayudando al lector a comprender las relaciones lógicas que existen entre una parte y otra. 

Cuando usamos conectores de párrafos o entre oraciones de manera apropiada, organizamos lo que decimos de una manera más lógica y comprensible. Los conectores textuales se utilizan con mayor frecuencia en textos escritos que en orales, ya que su uso dota a la redacción de mayor armonía y fluidez.

De esta manera los conectores textuales nos sirven, entre otras cosas, para ordenar ideas, explicarlas, añadir información a una frase anterior, poner ejemplos, realizar comparaciones, resumir una información, indicar la causa o consecuencia, iniciar o terminar un discurso, etc.

Si quieres aprender sobre las palabras de enlace en otros idiomas, no te pierdas la siguiente entrada:

Conectores en inglés

Características de los conectores lógicos

Tipos de conectores textuales

Hay muchas formas de clasificar los conectores, por lo que vamos a intentar mostraros una forma de aprenderlos de forma sencilla y práctica con ejemplos. Para ello, os mostraremos a continuación una lista de conectores de cada uno de los tipos existentes.

Conectores de adición o aditivos

Los conectores de adición son aquellos conectores textuales que se utilizan para añadir más información a una frase, desarrollando una idea o introduciendo otro aspecto al tema que se trata.

Algunos de ellos son:

Ejemplos:

Conectores de continuidad

Se trata de frases o palabras que permiten estructurar el discurso para dar continuidad a una exposición. Algunos de los conectores de continuidad son:

Ejemplos:

Conectores adversativos o de contraste

Son aquellos que oponen ideas, las contrastan o restringen conceptos. Algunos conectores de contraste son:

Ejemplos:

Conectores disyuntivos

Sirven para establecer distintas opciones dentro de una misma oración. Los conectores disyuntivos más comunes son:

Ejemplos:

Conectores causales

Son aquellos conectores que introducen una causa o premisa para una conclusión determinada. Algunos de los conectores causales pueden ser:

Ejemplos:

Conectores temporales

Indican un contexto temporal al texto, situándolo en un momento determinado. Algunos de los conectores temporales son:

Ejemplos:

Conectores locativos

Este tipo de conectores textuales hacen referencia a lugares. Algunos conectores espaciales son:

Ejemplos:

Conectores modales

Definen la forma o el modo en que los fenómenos que se enuncian se relacionan. Algunos conectores modales son:

Ejemplos:

Conectores finales

Sirven para mostrar intenciones o propósitos.

Ejemplos:

Conectores repetitivos

Se utilizan para aclarar conceptos o resumirlos.

Ejemplos:

Conectores aclarativos

También se denominan explicativos o de precisión, y tienen como objetivo explicar ideas, detallarlas o profundizar en un tema.

Ejemplos:

Conectores comparativos

Incluyen los conectores textuales que vimos anteriormente de contraste y modales que se utilizan para comparar ideas, acciones o hechos del discurso. Algunos de los conectores comparativos son:

Conectores de exposición u orden

Son aquellos conectores que organizan las distintas partes de un discurso, introduciendo ideas o indicando su orden, por lo que son también llamados conectores de secuencia.

Conectores de énfasis

Se utilizan para señalar las ideas que se consideran más importantes de un discurso.

Ejemplos:

Conectores de consecuencia o consecutivos

Expresan la consecuencia de lo expuesto anteriormente, estableciendo un límite claro entre la parte inicial y final, expresando a menudo una dificultad relacionada con la oración principal. Algunos conectores de consecuencia son:

Conectores de conclusión o conclusivos

Se utilizan para resumir o concluir sobre un tema. Algunos nexos de conclusión son:

 

Estos son los tipos principales de conectores lógicos. Si ya los conoces y quieres practicar su uso, accede a nuestra entrada con ejercicios!

Ejercicios de conectores textuales

OK

Nuestra web utiliza cookies. Política de cookies